Connect with us

LIDOM

INJUSTICIA: LIDOM SE EQUIVOCA

La Liga Dominicana de Beisbol (LIDOM), en su premiación, ha cometido un error de juicio además de aplicar un criterio poco razonable en uno de los reglamentos que rigen la premiación final relacionada a los más destacados de la vuelta regular de la temporada en curso. En este caso en específico nos vamos a referir al Lanzador del Año.

ERROR DE JUICIO.

Se estableció un mínimo de entradas para calificar al premio otorgado al mejor lanzador. Algo sin ningún tipo de sentido, pues LIDOM, en teoría, no vota ni incide en las votaciones. Sin embargo, con esta decisión, hace una preselección de los jugadores que, desde su óptica, merecen un reconocimiento. Algo a señalar es que esto quita autonomía al votante, y peor aún, se trata de una confusión conceptual terrible entre lideratos y premios, los primeros bajo criterio de la liga, lo segundo a discreción de los votantes. Los votantes deciden quien fue mejor, y eso incluye ponderarlo todo; Entradas lanzadas, ponches, efectividad, Whip, etc.

«LIDOM, en teoría, no vota ni incide en las votaciones. Sin embargo, con esta decisión, hace una preselección de los jugadores que, desde su óptica, merecen un reconocimiento».

Lideratos y Premios, diferencias.

Lideratos.

Toda liga profesional puede, y es entendible que lo haga, establecer algunos parámetros para determinar quien va a acceder a sus lideratos, más cuando hablamos de porcentajes.

El problema es que aquí no estamos hablando de eso sino de que, la liga, en vez de limitarse a decir, en el caso de los bateadores, quien puede ser líder en promedio de bateo (AVG) porcentaje de embazarse (OBP) o slugging (SLG) considerando los turnos agotados o en el caso de los lanzadores quien obtiene el liderato de efectividad (ERA) o bases por bolas por entradas lanzadas (WHIP), fundamentado en la carga de trabajo, los reglamentos han ido más allá, y aunque parezca increíble, sacaron de la contienda a Roenis Elías y Stevens Moyers, lanzadores de Águilas Cibaeñas y Tigres del Licey respectivamente.

Premios.

Reconocimiento que reciben los jugadores de parte de los que cubren o hacen parte del evento deportivo. En Grandes Ligas el votante tiene la potestad y autonomía de votar por quien entienda, según sus criterios y parámetros, LIDOM quita la posibilidad de hacer eso y, decide, de manera preliminar, quien es merecedor o no del Jugador Más Valioso (MVP), Lanzador del Año o Novato del Año.

LIDOM (Roenis Elias)
Roenis Elías, lanzador de Águilas Cibaeñas

Roenis Elías, en la temporada regular lanzó 39 entradas, con una ERA 0.92, 38 ponches y un Whip extraordinario de 0.77, líder absoluto en todas las estadísticas de porcentajes de picho. Este es, claramente, el mejor lanzador del año, pero hay un problema.

¿El Problema?

Reglamento, lanzador del año.

Para optar por este premio un lanzador deberá haber trabajado al menos 40 entradas, que representan el 80% del calendario de su equipo necesario para optar por los lideratos de promedios de carreras limpias, whip y fip. Este parámetro exceptúa a los lanzadores relevistas, incluidos a los cerradores.

A Elías le faltó una entrada para «calificar» según el reglamento, pero lo que responden los votantes no es quien lanzó mas o menos, sino quien tuvo un mejor desempeño y mayor impacto en las victorias de su equipo, y ese fue, sin ninguna duda, Roenis Elías. Eso sí, hay que considerar, como siempre se hace, la carga de trabajo que acumula cada jugador.

«Lo que responden los votantes no es quien lanzó más o menos, sino quien tuvo un mejor desempeño y mayor impacto en las victorias de su equipo».

Otro que debería ser candidato y quedar detrás de Roenis por el Lanzador del Año en LIDOM es el también zurdo Stevens Moyers, quien trabajó por espacio de 37.2 entradas, con una ERA 0.96, 26 ponches y un whip de 1.01. Pero igual que Roenis, no estará hábil para ser elegido.

Stevens Moyers

Lo peor de todo es que, el reglamento no excluye a relevistas, por lo que cualquiera de estos puede ser electo Lanzador del Año, independientemente de que tenga la mitad de trabajo de un pitcher abridor. Es decir, Jairo Asencio, quien lanzó 24.2 entradas está hábil para ser elegido, sin embargo, Elías y Moyers, (39 y 37.2 entradas de trabajo), y que superan por más de un 20% el trabajo realizado por Asencio, no son elegibles. ¡Vaya sinsentido!

También puedes leer: Leones; Escogidos para el fracaso

«Lo peor de todo es que, el reglamento no excluye a relevistas, por lo que cualquiera de estos puede ser electo Lanzador del Año, independientemente de que tenga la mitad de trabajo de un pitcher abridor».

César Valdéz , quien ha sido el mejor lanzador en LIDOM en los últimos años será el gran ganador, no merece el premio pero lo ganará, pues el diseño le permite acceder sin mayores problemas. Digamos que legalmente será ganador, pero al mismo tiempo esta es la mayor de las injusticias. Valdéz tuvo una excepcional temporada, donde lanzo un total de 53.2 entras, con ERA de con 1.51 y un whip de 1.14, buena faena pero muy distante de lo que hicieron los antes mencionados.

Cesar Valdéz

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mas de LIDOM