Connect with us

LIDOM

Leones; Escogidos para el fracaso.

Quisiéramos hacer un ejercicio riguroso para explicar el extraordinario fracaso del primer equipo eliminando en el presente torneo otoño invernal, pero no hace mucho sentido, ya que los Leones del Escogido iniciaron la temporada 2022-2023 con muchas incógnitas, preguntas sin respuestas y, lo más evidente, sin un plan bien estructurado que hiciera suponer que las cosas marcharían bien. La dinámica de la Liga Dominicana te permite improvisar, puede que un equipo no cuente con el mejor plantel para iniciar una temporada, sin embargo, una semana después, con algunas integraciones, eso cambia de manera significativa. No sucedió en este caso.

«Los Leones del Escogido iniciaron la temporada 2022-2023 con muchas incógnitas, preguntas sin respuestas y, lo más evidente, sin un plan bien estructurado que hiciera suponer que las cosas marcharían bien».

Para la actual campaña, José Gómez, quien heredó a Moisés Alou en el cargo de Gerente General y que estuvo en el puesto por espacio de tres años, fue sustituido por Luis Rojas. Movimiento difícil de justificar, pues, si bien es cierto que Luis Rojas tienes todas las competencias para hacer un buen trabajo, es él quien ha dicho que se ve a sí mismo como un hombre del terreno. Es evidente que, estamos ante alguien que no está cómodo con el rol que ocupa.

Dicen que lo que mal comienza mal termina y, aunque los cambios en Lidom no se pueden medir por el resultado de un año, de momento no se entienden algunos movimientos que hicieron los Rojos. A continuación, varios intercambios de la temporada muerta.

1. Los Leones enviaron a los Gigante del Cibao a Luis Liberato, Iván Castillo, Reyes Moronta y un pick ronda 11 Draft 2022 a cambio de Jordany Valdespin, Eloy Jiménez, Elier Hernández, Otto López y Steward Berroa.

Este cambio no se entendió y de momento no hay nadie que pueda justificarlo, Luis Liberato e Iván Castillo ya son dos jugadores con un rol importante en la liga, y lo que recibían los Leones no suponía un retorno a la par de lo que estaban cediendo. Castillo, quien está en medio de una buena temporada para los Gigantes, es un jugador del infield con habilidad para jugar varias posiciones, hace contacto y recibe una buena cuota de bases por bolas, además, es un pelotero cuyo perfil apunta a que será un “pelotero de la liga”, de esos que, como no logran establecerse en el béisbol de Grandes Ligas, juegan con regularidad en República Dominicana, por otro lado, Luis Liberato, quien tiene la reputación de ser unos de los mejores jardineros de la liga, a pesar de no estar en una buena faena, los de San Francisco van ganando de lejos este canje. Pueda que en el futuro miremos hacia atrás y este acuerdo sea visto como uno de los peores de todos los tiempos.

«Este cambio no se entendió y de momento no hay nadie que pueda justificarlo, Luis Liberato e Iván Castillo ya son dos jugadores con un rol importante en la liga, y lo que recibían los Leones no suponía un retorno a la par de lo que estaban cediendo».

2. Fernando Rodney y Jumbo Díaz a cambio de Domingo Tapia y un pick de la ronda 5 del Draft de 2022.

Esto parecía lógico, aquí se desprendían de dos jugadores veteranos, y por la edad de ambos, podíamos concluir que, de cara al futuro inmediato, los Leones ganarían esta transacción. El problema es que Fernando Rodney respondió con temporada excepcional, hasta el momento ha lanzado 19 entradas de 18 ponches, con una efectividad de 1.42 y 8 salvamentos.

La eliminación de los Leones llegó en el juego 47 de manera oficial pero la verdad es que este equipo inició el actual torneo sin ningún tipo de chance. Un roster rígido, sin profundidad, que nunca pudo generar ofensiva y tampoco contó con integraciones oportunas. Estamos en presencia de una de las peores temporadas considerando el contexto, teniendo una triple línea ofensiva penosa; 281 de OBP 279 de SLG y pírrico OPS de 561, últimos en cada una de las estadísticas señaladas. A todas estas, Luis Rojas despidió a Pedro Lopez como dirigente, bajo el argumento de que una voz diferente podía tener un efecto contrario en el equipo. Algo obviamente risible, en béisbol se gana con talento, y si usted no lo tiene, ninguna voz, por persuasiva que sea, logrará revertir el desastre que suponía un núcleo de jugadores sin perspectiva alguna.

Ahora toca reagruparse como equipo y empezar a planificar para lo que viene, enfocarse en el Draft de Novatos y buscar hacer algunos movimientos más inteligentes, que les permitan mejorar de inmediato, pero, además, deben concentrase el fortalecimiento del material nativo, ya que esto es un problema evidente que lamentablemente no parece tener solución.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mas de LIDOM